¿Cómo puedo prevenir una lesión en el ejercicio?

A menudo, tanto deportistas de élite como amateurs, se preocupan de las lesiones a posteriori, en lugar de prevenirlas. Desde que en 2017 nuestro centro deportivo abrió sus puertas, siempre hemos intentado la mejora de la salud de todos nuestros clientes mediante el deporte.

Innumerables deportistas, tanto aficionados como profesionales, han pasado por nuestras manos, algunos con lesiones y otros simplemente para prevenirlas.

Este último punto es el que vamos a tratar en esta nueva entrada, ya que muchos más importante, trabajar desde la perspectiva de prevenir la lesión, que luego intentar sanarla.

¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA PARA NO LESIONARME?

En primer lugar, tenemos que saber que la práctica de cualquier deporte puede reportar una lesión, esto es algo inherente al deporte, y mucho más en el deporte de élite.

Para prevenir una lesión tenemos que saber cuáles son sus factores de riesgo, normalmente en todos los deportes se suele dividir en dos, factores de riesgo internos y externo.

Factores de riesgo interno:

  • Edad.
  • Lesión previa.
  • Sexo.
  • Composición corporal.
  • Disminución de la fuerza.

Factores de riesgo externo:

  • Deportivos.
  • Alimentación incorrecta.
  • Calzados.
  • Ambiente.

Algunos de estos factores no se pueden modificar ya que pertenece a la naturaleza del sujeto, pero otros son perfectamente modificables con entrenamientos adaptados a las necesidades específicas del deporte y del deportista, y esto precisamente es lo que hacemos en Élite.

PREVENIR UNA LESIÓN CON ENTRENAMIENTO DE FUERZA

Para que un programa de entrenamiento sea efectivo, este tiene que tener sus bases en el trabajo de FUERZA, como diría Julio Tous, actual preparador físico del Inter, TODO ES FUERZA, y las sesiones de entrenamiento tienen que seguir estos principios:

  • Multilateralidad y polivalencia de la carga: identificar el conjunto de cualidades físicas más importantes que se deben trabajar para disminuir el riesgo lesional.
  • Especialización: las cargas han de estar orientadas de forma específica para el deporte que se practica.
  • Individualización: el plan preventivo debe ajustarse de forma específica al deportista.
  • Alternancia cíclica: distribuir las cargas en el tiempo dependiendo del deporte que se practique.

Aunque la prevención de lesiones es una parte fundamental dentro de la estructura de una sesión, tenemos que tener claro que la lesión siempre se va a producir en la práctica deportiva y, por esta razón, tenemos que tener claro qué ocurre en las diferentes fases de una lesión y a qué profesionales debemos acudir.

¿CUÁLES SON LAS FASES DE UNA LESIÓN?

Podemos enumerar tres:

Fase aguda. Es la primera fase y corresponde al periodo comprendido desde el instante en que se produce la lesión, hasta las primeras 24 o 48 horas. Durante este intervalo de tiempo ocurren varias cosas:

  • Hematomas, por los vasos sanguíneos rotos.
  • Inflamación.
  • Liberación de citosinas, que activaran las células satélites y los fibroblastos.
  • Estimulación de macrófagos, neutrófilos y linfocitos.

Fase regenerativa. Se extiende desde las primeras 24 horas hasta las dos primeras semanas. El acontecimiento fundamental en esta fase es la activación y estimulación de las células satélites por mediación de los factores de crecimiento y otras sustancias químicas. Las células satélites pueden generar tres líneas celulares fundamentales:

  • Fibroblastos.
  • Miofibroblastos: células a medio camino entre la fibra muscular y el fibroblasto.
  • Mioblastos: precursores de la fibra muscular. Mediante el ejercicio podemos impulsar la proliferación de mioblastos.

Fase fibrogénica. Entre los 14 y 28 días. Se produce mayor actividad celular y disminuye la activación de las células.

¿A qué profesionales debemos acudir y cuando para un correcto abordaje de nuestra lesión?

Del cumplimiento de estas fases dependerá el éxito en la recuperación de la lesión del deportista.
Si sufres o has sufrido alguna lesión que impide que puedas hacer deporte e incluso movimientos del día a día, ponte en contacto con nuestro centro para que un readaptador junto con nuestra fisioterapeuta te hagan una valoración y te recomienden la mejor solución a tu problema. Pregúntanos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto o escríbenos a WhatsApp 656 501 317.